Los tacos al pastor con mayor tradición/ Desde 1968 ofrecemos los mejores sabores de México e innovamos en la gastronomía convirtiéndonos en... ¡los creadores de las famosas Gringas!/ ¡Ven a conocernos!/ El Fogoncito en tu evento/ Te llevamos lo mejor de nuestro menú para consentir a los paladares más exigentes. Pide tu cotización en línea y haz de tu evento ¡una gran parrillada!/ Conviértete en nuestro socio, Si eres un emprendedor únete a la familia de El Fogoncito a través de nuestro sistema de franquicias y lleva el sabor de México a donde siempre soñaste.

Nuestra Empresa

El Fogoncito nació hace más de 30 años gracias al sentimiento y entrega de Don Francisco Rocha, conocido cariñosamente por sus amigos como El Güero, quien buscó ofrecer en cada platillo un sabor único, especial e inimitable.

Su pasión e intuición culinaria lo llevaron a crear la Receta Tradicional mediante una deliciosa combinación de especias como el jengibre, almendra, nuez moscada y otros ingredientes secretos. Desde entonces, cada alimento se ha servido con esta receta, lo que nos ha dado el reconocimiento como el mejor restaurante de tacos al pastor en México.

Con la celebración de los Juegos Olímpicos en México, a mediados de 1968, llegó una ola de modernidad a nuestro país. Este clima obligó a la gastronomía mexicana a innovarse y ofrecer nuevas propuestas en sus platillos. Así, los tacos al pastor empezaron a permear en el sur de la Ciudad de México, especialmente en Avenida Revolución, donde el 22 de agosto de 1968, El Fogoncito inauguró su primera sucursal, dirigida por la señora Martha Avalos de Rocha.

Se trataba de un negocio familiar pequeño que sólo contaba con cuatro mesas, pero gracias al sello de calidad y buen servicio, conquistó en poco tiempo la preferencia de los vecinos y transeúntes de la zona. Pronto El Fogoncito asumió un estilo peculiar que lo diferenciaba de la competencia y en menos de lo esperado, el espacio no fue suficiente para recibir a todos sus comensales.

Conoce más de nuestra Historia...

El Taco

Entre las distintas variedades de tacos, ya sean de carnitas, guisado, canasta, barbacoa, etcétera. Hay una que quizás sea la más famosa de las últimas décadas, la más consumida, y en la que combinan culturas alimenticias disímbolas : los tacos al carbón un producto mexicano que ha sabido fusionar distintas gastronomías para crear un estilo de comida rápida nacional y de indudable éxito.

Aparecieron en México durante los años sesenta, y el hecho de que sus principales ingredientes sean carnes asadas revela su origen norteño. La economía, calidad, sabor del platillo y el auge de la comida rápida (fast food) en el estilo de vida de los mexicanos, hicieron que los establecimientos dedicados a este negocio tuvieran un éxito sobresaliente.

La Gringa

Cuenta la historia que en 1970 cuando se abrió el segundo local de El Fogoncito se dio vida a uno de los platillos más famosos de la actualidad: las Gringas.

La sucursal estaba ubicada en la calle de Leibnitz, en aquél entonces una zona de estudiantes. Dos estudiantes norteamericanas, Sharon Smith y Jennifer Anderson, asistían con frecuencia a disfrutar de los tacos al pastor; sin embargo, no distinguían las tortillas de maíz y las de harina, por lo que pedían sus tacos en las tortillas blancas que se usaban para las quesadillas y pedían que añadieran un poco de queso.

Así, la gente empezó a pedir “lo de la gringa” o “como la gringa” hasta que el nuevo platillo se bautizó como: "Gringas".